Tiempo de lectura: 1' 17'' No. de palabras: 196

El caricaturista ruso Sergei Tiunin ya tiene un lugar en la historia gráfica de su país y del mundo entero. Su sentido del humor bien afilado se ha paseado por varias salas de exposición del mundo, y en publicaciones de muy diverso corte, y así ha logrado llegar a activar el botón que hace pensar al mismo tiempo que hace reír.

Desde hace unos días y durante las próximas semanas, la obra del ruso se puede ver en Quito, en el Museo de Arte Colonial, que está ubicado en la Cuenca y Mejía; la entrada no tiene costo, y atiende de 09:00 a 17:00.

Tiunin, por el prestigio internacional que ha ganado, ­pertenece al grupo de caricaturistas rusos formado por dibujantes como Boris Efimov, Alejandro Pashkov, Soldatov Vladimir Ivanovich, Marat Valiajmetov o Igor Smirnov. Una de sus obras forma parte del fondo del Museo del ­Quijote, en el Instituto Cervantes de Moscú.

A través de sus dibujos sin diálogos, Tiunin ha ido por buena parte del mundo compartiendo su arte y su punto de vista. Es un invitado frecuente a encuentros que defienden la libertad de expresión.

Califique
2
( votos)