Tiempo de lectura: 3' 51'' No. de palabras: 612

Un valle plagado de lomas de mediana y baja pendientes, con abundante vegetación de bosque seco tropical, es transformado por maquinaria y hombres en Montecristi. En un área de 184 hectáreas se desarrolla la primera fase del Montecristi Golf Club Villas.

El atractivo central de este proyecto, que también será residencial, es la cancha de golf de 18 hoyos. Ese escenario deportivo copa un área de 56 hectáreas.

El empresario Carlos González Artigas es el gestor de la megaobra. "Hay personas que llegan de visita a Manabí y gustan del golf, también los jubilados de Canadá y Estados Unidos están interesados en jugar en nuestra cancha, por eso el proyecto nació inspirado en los deportistas que buscan solaz y esparcimiento".

Los primeros nueve hoyos estarán listos para fines del presente año. En la actualidad se realiza la siembra de césped cuya semilla fue importada desde EE.UU.

El césped, después que germinan las semillas y crece, es cortado en pedazos, algo similar a una alfombra. Cuando la tierra está lista se colocan los pedazos de pasto uno junto a otro y se forma algo parecido a un rompecabezas, pero con hierba natural.

El riego para las 56 hectáreas de la cancha se realiza con agua de cuatro pozos desde donde se extraen 1 200 m³ diarios. Ese líquido es extraído de los abundantes mantos acuíferos que existen en el lugar; el agua es acopiada en tres lagunas que fueron construidas.

Para evitar que el líquido filtre, las bases de las ciénagas son cubiertas con geomembranas, eso garantiza el acopio del agua que es impulsada por un moderno equipo de bombeo hacia las zonas de riego. Ahí se utilizan aspersores que dan hacia los nueve hoyos.

González Artigas está seguro que para noviembre próximo los amantes al golf residentes en Manabí, el país y quienes vistan la provincia podrán empezar a jugar.

"Los residentes de Canadá, por ejemplo, están interesados en invertir en nuestro proyecto. En su país cuando llega el invierno ellos no salen de sus casas debido a la rigurosidad del clima, aquí podrán jugar todo el año".

Alrededor de los 18 hoyos se desarrolla el movimiento de tierras para lo que será el complejo habitacional de altos estándares. La primera fase tiene un área de 128 hectáreas. Existen 824 lotes de entre 500 a 5 000 m² .

Se trata de uno de los más grandes proyectos urbanísticos que se haya desarrollado en el país. Además, contempla la construcción de un hotel con 200 habitaciones, canchas de tenis y fútbol, piscinas y lagos artificiales.

César Alcalde trabaja, desde hace 2 años y medio, en la parte del desarrollo urbanístico del megacomplejo residencial.

Los lotes están ubicados cerca a los hoyos. Quienes construyan sus casas tendrán la oportunidad de mirar los juegos de golf desde los balcones de sus viviendas, por eso se aprovechan las pendientes de los cuerpos de tierra para asegurar la vista hacia los hoyos.

Los árboles de nim, algarrobos, cactus, entre otros, fueron preservados y en su entorno fue diseñada la cancha de golf por el Arq. Kris Sanvignac, con 30 años de experiencia en su diseño.

Se espera una habitabilidad de 8 000 personas en el sitio. Hasta el momento ya se han vendido 60 lotes. La inversión total, incluidos servicios básicos y tecnología de punta, será de USD 25 millones.

Datos
En la primera  etapa el costo del m² urbanizado será de USD 75.

El megacomplejo  habitacional está ubicado a 13,5 kilómetros del aeropuerto Eloy Alfaro de Manta. Es sitio privilegiado.

Califique
2
( votos)