Tiempo de lectura: 2' 54'' No. de palabras: 468

El edificio rompió el molde que había en Santo Domingo de los Tsáchilas a la hora de construir inmuebles para instituciones públicas.

Antes se priorizaba el hormigón armado, pero sin un rostro atractivo. Eran edificios planos.

Pero el nuevo, donde opera el sistema de vigilancia ECU 911, priorizó el diseño sin descuidar la funcionalidad y la sencillez.

Esos fueron los principales factores por los que el Concejo Municipal de la ciudad le otorgó el Premio Ornato del 2013.

Walter Moreno participó como delegado del Colegio de Arquitectos en el Concejo de calificación para la entrega del premio.

"El edificio cumple a la perfección con espacios y ambientes, como pasillos amplios, paredes contra ruidos externos y medidas de seguridad contra incendios junto con las salidas de emergencia". Además -agrega- su base es metálica y sismorresistente. El costo de la obra, con la implementación de la tecnología, es de USD 15,3 millones. Funciona en la ciudad desde el 2 de mayo pasado.

Según Cristian Macías, gerente del ECU 911 en Santo Domingo, la infraestructura es la más moderna de la región.

"Es un edificio inteligente con todas las seguridades internas y externas. Esto va desde cámaras afuera de la estructura y dispositivos con tarjetas electrónicas para el ingreso a cada una de las salas".

La estructura tiene un carácter moderno minimalista.

Otros factores que fueron analizados para la calificación del proyecto fueron iluminación, funcionalidad, ubicación y volumen. La estructura está en la avenida Toachi y la calle José Rodó.

Por la noche se lo puede distinguir a un kilómetro de distancia. Y de cerca también se puede observar el movimiento en el interior, gracias a los grandes ventanales.

El edificio cambió el rostro de esa zona, que está en el sureste de la ciudad de Santo Domingo.

La obra tuvo dos partes. La primera, que fue destinada al área administrativa, y la segunda donde está el sistema operativo. Según Macías, eso permite trabajar con mayor organización y sin interrupción de labores.

Además, la estructura es amigable con el entorno. No se trata de un cuartel cerrado. Tiene a disposición de la ciudadanía las áreas comunitarias, como los parques, bancas e Internet, que cubre un rango de 200 metros a la redonda.

Los materiales de construcción son modernos y novedosos. Las formas de los porcelanatos y el techo mantienen figuras lineales, lo que a su vez da un sentido de armonía, según Moreno.

"Las construcciones que hay en la ciudad son a nivel comercial, de residencias u hoteles". Esta, en cambio, agrega Moreno, es motivante para los profesionales, constructores, inversionistas y personas particulares que piensen en construir. "Realza el paisaje en la zona urbana".

Califique
2
( votos)