Tiempo de lectura: 2' 52'' No. de palabras: 468

En cuestiones de decoración y diseño interior, la primera impresión es copartícipe directa del éxito o el fracaso de un ambiente.

Esa determinante fue lo que impulsó a Pinto, empresa que ya cumple un siglo de existencia en el país, a renovar y mejorar sus tiendas en todo el país.

Esta renovación, explica Carmen Helena Pazmiño, quien pertenece al taller de arquitectura de esa compañía, tiene como objetivos integrar al cliente con los locales y hacer que quienes visitan las tiendas interactúen no solo con los vendedores sino con los productos que se ofrecen en las perchas.

Por ese motivo, corrobora Carla Uribe, directora de imagen de Pinto, se proyectaron ambientes más amplios y abiertos, que permitan la mayor apreciación de la ropa por parte de las personas, ya sea desde dentro como desde afuera del local. Las vidrieras que dan a los pasillos son amplias y transparentes, como en el Scala Shopping.

Bajo esta óptica decorativa, explica Pazmiño, se crearon ambientes totalmente definidos para damas, caballeros, niños y ropa interior.

En los primeros, explica Uribe, se privilegiaron los tonos moca (un tono de café) y crema.

La forma de los estantes y percheros, que son continuos y no separados por módulos, es otra innovación, ya que faculta una apreciación constante de la ropa sin tener que parar o distraerse.

La percha White, donde se exhibe la ropa interior, también sigue esos parámetros y se caracteriza por una iluminación sugerente.

El ambiente dedicado a los niños y jóvenes, explica Pazmiño, privilegió los tonos cálidos y alegres, tanto en el mobiliario como en los pisos, los cuales fusionaron los cafés de la madera con los multicolores de los mosaicos, los cuales están colocados estratégicamente en forma de cubos, para dar dinamismo y colorido a las estancias.

La línea para 'Kids' es la más cálida y utiliza elementos decorativos alegres y colores llamativos.

La iluminación es otro elemento decorativo que fue pensado mucho, expresa Uribe. "Siempre hay que llevarse de la premisa de ventas que afirma que el que exhibe bien una prenda vende esta prenda. El quid es hacer que el cliente se sienta seguro y confiado". Por esa circunstancia, los reflectores que se colocaron -tanto en el tumbado como en el piso- no buscan competir con las prendas sino resaltar sus bondades.

Más detalles

Los cuatro locales que esta empresa abrió en los últimos seis meses (Daule, Latacunga, Scala Shopping y Paseo San Francisco) manejan este concepto decorativo.

En marzo se realizó la remodelación de la tienda del centro comercial San Marino de Guayaquil. La inversión total en estos trabajos ha sido de USD 500 000.

Califique
2
( votos)