Tiempo de lectura: 5' 37'' No. de palabras: 900

Ir al baño si es una persona de la tercera edad o con capacidades distintas pudiera resultar complicado y hasta peligroso, ante la posibilidad de que se resbale y se produzca una fractura. Para evitar estas situaciones de riesgo se ha creado una nueva línea de sanitarios y accesorios para este segmento de la población.

Entonces, seguridad y salud son componentes que se incorporan en la fabricación de estos productos. Estos niveles de calidad inciden en que la demanda, en el país, esté en crecimiento.

Freddy Valenzuela, subgerente de Home Vega, comentó que desde hace 10 años se importan accesorios para personas con discapacidades, pero hace un año y medio se traen tinas de baño procedentes de China, destinadas a este segmento de la población.

La idea de incorporar estos productos en el mercado nacional surgió al ver que este grupo de la población no contaba con instrumentos que les brinde seguridad y confort al momento del aseo personal .

Para Amalia Matamoros, guayaquileña residente en Quito desde hace cuatro años, estos artículos son necesarios tanto por la seguridad como por la independencia que permite a las personas de la tercera edad o con capacidades distintas. Ella cuida de su madre de 81 años, por eso, aclara que las palabras seguridad e independencia son importantes ya que, a pesar de sus limitaciones, les gusta valerse por sí mismas", comentó.

José Luis Palomeque, jefe de línea del almacén, explicó que las tinas de baño son también hidromasajes que tienen fines terapéuticos. Funcionan con un motor tipo HP y trabaja con energía de 110 voltios.

Además, cuenta con cuatro hidrojet movibles y tres fijos. El artículo cumple con los estándares de calidad. El material con el que son fabricados es metacrilato, el cual es una adhesión entre el vidrio acrílico y el plástico.

Uno de los principales beneficios que presta la tina es que cuenta con una puerta de ingreso para el usuario. Así se reducen los riesgos ante una caída al momento de ingresar. Únicamente cuando la puerta se cierra se puede llenar o vaciar de agua. El sistema lo logra en cinco minutos e igual tiempo lo hace en el vaciado.

También cuenta con puesto fijo para que las personas se sienten y se adapte a las formas del cuerpo humano. Además, tiene tres agarraderas para que al ingresar o salir se puedan sostener. Una es cromada y dos de cuerina. Otro de los beneficios es que tiene al alcance de las manos las llaves de agua caliente y fría, tres portajabones y uno para toalla. Para seguridad del usuario existe una alarma.

Las medidas de la tina de baño para la tercera edad es de 1,57 de largo por 0,80. Todas estas características brindan facilidad para que las personas la puedan manipular, desde el interior y exterior de la estructura. Al momento, las tinas se solicitan bajo pedido. El costo, con IVA incluido, es de USD 3 949 .

En el sitio también se cuenta con accesorios para ayudar a que las personas con discapacidades estén seguras y se apoyen al momento de caminar dentro del baño sin temor a una caída o resbalón. La marca Briggs cuenta con pasamanos y sillas. Ricardo Bastidas, vendedor de la línea Edesa-Brigg, contó que estos artefactos forman parte de una nueva línea para personas con movimientos limitados.

La silla aérea es utilizada para que las personas con discapacidades o de la tercera edad se sienten en el momento de darse una ducha. El material con el que está fabricado es de acero inoxidable y plástico. Resiste un peso de hasta 150 kilos. Se lo adapta a la pared y al ser movible otorga la facilidad de levantarlo cuando no se lo usa. Su costo es de USD 266.

Dentro de esta línea también se encuentran las barras abatibles. En sí, se tratan de agarraderas que permiten que se apoyen en el momento de caminar por el baño. Se pueden conseguir movibles y estáticas. Soportan hasta 80 kilos.

Bastidas indicó que estos productos gozan de buena aceptación sobre todo en las instituciones públicas y hoteles en donde se busca cumplir con las normativas.

También hay grifería, a tono con estas necesidades. Estas cuentan con sensores para facilitar el lavado de las manos. También se han incorporado nuevos inodoros, los cuales tienen entre 45 y 46 centímetros de alto. Bastidas explicó que el tamaño es más alto que el convencional y que ayuda a las personas con discapacidades cuando deben usar el sanitario.

Instrumentos de apoyo

Barra abatible movible.

Esta herramienta ayuda a las personas a movilizarse dentro de un baño. Es movible y tiene un espacio para colocar papel higiénico. Se lo puede levantar cuando ya no se lo utiliza.

Barra abatible fija.

El uso que se le da es igual a la anterior, pero esta funciona de manera permanente y no se la puede mover. Es muy usada en instituciones públicas y hoteles que cumplen con la normativa.

Asiento para baños en ducha.  Este se usa para que las personas con difícil movilidad se sienten al momento de recibir un baño. Es movible para optimizar los espacios.

Califique
2
( votos)